Translate

INTERPRETACION DE CAPITEL

¿Quien se atreve a analizar este capitel? Os advierto que ni los especialistas se ponen de acuerdo, o sea, que nosotros bien podemos arriesgarnos a dar nuestra opinión, la cual puede ser tan aventurada como la de ellos. Como siempre, haciendo click con el ratón en la foto, esta se ampliará. ¡Animo...!

9 comentarios:

Jesús M. Landart dijo...

Pues si los especialistas no se ponen de acuerdo, entonces efectivamente podemos arriesgarnos. Desconozco el capitel y lo que pueda simbolizar. Lo que sigue es una elucubración, un juego sin pretensión de verosimilitud, allá voy:

Veo un hombre y dos serpientes. El hombre tiene asidas las serpientes, una con cada mano, mientras éstas parecen atacar los ojos y quizás también sus pies (¿Tienen dos cabezas, cual anfisbenas?). Parece en todo caso una escena de lucha del hombre con los animales.

Dado que la serpiente es el símbolo del demonio, de la tentación y del mal, el hombre está luchando por no caer en las garras del pecado. Quiere alejarlas de sí mismo como Cristo alejó al diablo cuanto le intentó tentar. Las serpientes atacan los ojos, porque por los ojos entran las tentaciones: ("ambicionamos lo que vemos, Clarice"- diría Anibal Lecter) y así ciegan al hombre y le impiden ver el camino de la salvación.

Atacan los pies para reforzar el simbolismo del progreso en el camino de salvación que tratan de impedir.

Creo que me he pasado cuatro pueblos, pero ha sido divertido...

Jesús M. Landart

ArtuROM dijo...

Hola por aquí.

A mí me ha parecido una interpretación de lo más correcta, Jesús. A bote pronto no parece un capitel con una iconografía excesivamente compleja, aunque como bien dices, si los especialistas no se ponen de acuerdo por algo será.

En cualquier caso, tal vez nos sería de ayuda que Paco nos dijera en qué contexto se encuentra este capitel (localidad, lugar exacto del templo, resto de iconografía que lo rodea, etc.), pues quizá esos datos nos den alguna pista más.

Saludos.

Paco Torralba dijo...

Jesús, brillante...una vez más¡¡¡
Y ahora paso a las descripciones como estaba previsto y como querías, Arturo.
Es la Ermita de Veladiez, en Espirdo(Segovia). En la placa explicativa que hay frente a la ermita puede leerse:"En el de la derecha hay una figura humana con manos desproporcionadamente grandes que sujetan una cinta vegetal que vomita de su boca". Yo no veo eso, pero...David de la Garma en su libro Rutas por el románico segoviano dice:"Un hombre es atrapado por una serpiente al que enrosca con su cuerpo". Esta descripción también se presta a debatirla. He de deciros que esta portada esta protegida por una reja, haciendo un pequeño atrio. O sea, que in situ es mas problemático ver el capitel que en esta foto, hecha con teleobjetivo.
Mas opiniones, amigos...¡¡¡

Paco Torralba dijo...

Bien, sigamos. Debido a la erosión, podría tratarse de una sola serpiente. Lo que sucede es que pasa de una lado a otro de la figura humana a la altura del rostro. La cabeza de ésta podría estar en la parte baja de la izquierda. Como otro dato diré que en el capitel de la parte derecha de la portada se representan dos aves afrontadas. Este está mas claro. De la Garma, en el libro que he citado en mi anterior entrada explica lo siguiente:"El carácter simbólico de estos capiteles parece indicar la dualidad maniquea del bien y del mal a la que se enfrenta el hombre. Mientras que la serpiente, símbolo demoniaco, atosiga y vence al pecador, la esperanza reside en el carácter espiritual del hombre representado en als aves".
Ciertamente, no sabemos como pensaba el hombre medieval, pero ¿vosotros creéis que haría esta interpretación? ¿no es demasiada metáfora?
Salu2

ArtuROM dijo...

Muchas gracias por los detalles, Paco. En casa tengo más fotos de esta ermita de Veladíez, así que luego miraré a ver si alguna otra toma me proporciona nuevas ideas.

Estoy mirando de nuevo la foto y no salgo de la duda. A bote pronto, y sin olvidar que la erosión es tremenda, la cabeza parece bastante desproporcionada (incluso se acomoda en la parte inferior del cimacio). Si separamos lo que puedo aventurar como cuello de lo que a mi entender es la propia cabeza, parece que las supuestas serpientes brotan de la boca.

Ahora bien, ¿muerde mientras agarra a la serpiente o la/s vomita? ¿Intenta vencer sus tentaciones o es vencido por ellas? ¿Acaso se trata de uno de los frecuentes mascarones que vomitan tallos?

En resumen, los elementos que nos pueden dar la principal pista creo que nada tienen que ver con la serpiente, tallo o lo que sea. Más bien creo que hay que atender a la actitud del misterioso personaje: boca abierta y manos cerradas que sujetan algo (y cuando se sujeta algo es generalmente con el fin de detener su movimiento).

La que sí me resulta, como dices, demasiado tomada "por los pelos" es esa interpretación maniquea. Eso queda muy bonito y redondo para los manuales, pero a mí no me termina de convencer. También me chirría un poco la afirmación de que la serpiente se enrosca en el cuerpo del personaje. No lo veo.

A todo esto, no sé si vale de algo toda esta parrafada que estoy soltando, je, je.

Si llego a alguna conclusión más luego cuando esté en casa ya os lo comentaré.

Alkaest dijo...

¡Lo de siempre, tentaciones, pecado, maldad, infierno, ser demoníaco! ¿Tan sucia y contaminada tenemos la mente, por siglos de educación "cristiana"?.
"Quosque tandem abutere patiencia nostram..."
Descontando el deterioro del capitel, que permite fantasear hasta caer agotados. Lo más "sensato" parece ser interpretar esto como un personaje, masculino barbado, que sujeta dos perpientes que brotan de su boca y van a parar a sus pies (no creo que ataquen sus ojos, no conozco ninguna imagen así). Algo parecido al "hombre verde", pero con serpientes en lugar de vegetales. Hay otros ejemplos, aunque las serpientes brotan de cabezas "monstruosas".
Ahora bien, interpretar el símbolo... esa ya es otra historia y será contada en otro lugar.

Salud y fraternidad.

Anónimo dijo...

Hola
he leido tu blog, y me ha parecido muy interesante
sigue asi, a ver si puedes ganar el premio
un saludo.
http://www.fabadablog.blogspot.com

BARUK dijo...

Hola colegas!

No veo vomitar serpientes ni mensaje negativo, todo lo contrario, seamos optimistas y positivos!!

Con vuestro permiso elucubraré también...

creo ver una figuración del mito de Hércules luchando con Hidra, la serpiente de varias cabezas y que en ocasiones se le ha representado con una sola.

En definitiva, la fuerza superior venciendo y dominando a la inferior.

Salud y románico

Alkaest dijo...

Como alguien se ha extrañado que no lo dijera antes, lo digo ahora.
Esas serpientes, -si es que son dos y no una "de ida y vuelta"-, también evocan la energía telúrica de la Madre Tierra, la fuerza regeneradora de la naturaleza.
Si alguno se mosquea, por el contradictorio significado simbólico de la serpiente, negativo-positivo, que lea Números 21, 1-9. Allí Moisés, hace una serpiente de bronce -un dragón alado, en hebrero "saraf" según Isaías 30, 6- y todos cuantos eran mordidos por alguna serpiente, si miraban la serpiente-dragón de bronce se curaban.
¿El dios que había prohibido hacer figuras, de ningún ser vivo, manda hacer la imagen en bronce de una serpiente-dragón, para curar las picaduras de serpiente? ¿La imagen del ser maligno, que le había fastidiado su Paraíso "temático" y de paso a todas sus criaturas?
Si, los caminos de ese dios son tortuosos, por decirlo de una forma suave. Pero esa ya es otra historia...

Salud y fraternidad.