Translate

SOBRE RUINAS ROMANAS





Iglesia de Retortillo (Cantabria) sobre las ruinas romanas de Julióbriga
-----
La arquitectura es el testigo menos sobornable de la historia
Octavio Paz

6 comentarios:

A.Matamoros dijo...

Mientras preparaba mi último comentario sobre Retortillo para el anterior “Simplicidad y Sofisticación”, repasé mis fotografías de la Iglesia y parte de las ruinas de Julióbriga y hasta me parecían que habían quedado regular tirando a bien, que demonios…! muy bien !.
Pecado de soberbia que pronto quedó patente.
Va Vd., maestro, y como una centella nos deslumbra con 4 fotos, clásicas, perfectamente encuadrados los sujetos, buena luminosidad. Ejemplo: el tímpano colocado sobre la puerta, resaltan sus figuras, se “lee” perfectamente, lo comparo con el propio, plano, excesivamente iluminado, confuso…
Yo las hice a media mañana y las suyas parecen más de tarde, la luz es un factor importante, recuerdo que PT lo comenta en ocasiones.
La del ábside, ¡ otra que tal baila ! la mía muestra el ábside como único protagonista, parece que se viene encima del autor, la suya muestra una toma ligeramente en diagonal, así vemos también parte de la iglesia, carreterita que da un efecto de profundidad y de remate unos árboles que completan el cuadro. !Chapeau !
No lo interprete el posible lector como un acto de pleitesía, adulación o partida de pelota, llego en cueros y salgo desnudo, nada debo ni nada me adeudan, sinceramente es la realidad. Si me callo nadie lo sabe, mis fotos no saldrán aquí, buena gana de hacer el ridículo, dirán…, pero yo si lo veo… pensé… que bien te quedaron!… y luego constatas que no es así… confesión en la plaza pública…. voluntaria, en ocasiones es necesario una cura de humildad.
AM.

Esca dijo...

Recorrí una buena mañana de otoño ese lugar,en un prado cercano y cercado,donde yacían los restos de las moradas de esos tal vez,primeros colonos imperialistas,retozaban dos caballos a sus anchas,¿o tal vez eran centauros?
Subí al campanario desde donde se divisaba todo un imperio,tañí esa campana que resonó como una llamada lastimera,que pena que de ese patrimonio solo quedara esos cimientos,sus piedras ahora forman parte de esa pequeño templo,todo se transforma,pero yo humilde visitante de otro tiempo sentí lo guapo que era ese lugar al igual que esos antiguos moradores,

Paco Torralba dijo...

Lo mas importante lo sabes, Antonio; sabes "leer" las imágenes, como muy bien has demostrado en tu comentario.
Cierto, era ya muy tarde. Podría ser fácil sobre las nueve y media o así. A la mañana siguiente volví a fotografiarla con sol y visitar su interior, fotos que subiré en la próxima entrada.
Yo también ví esos caballos, Esca. Imagino sería los mismos que viste tú. En que fueran centauros... no reparé... Y también subí al campanario.
Y veo que a los tres nos cautivó el paisaje. Es difícil olvidarlo, cierto.
Un saludo, amigos

A.Matamoros dijo...

Ya en las últimas curvas de la carretera encontramos una densa niebla procedente del embalse próximo, un ligero viento formaba jirones con ella que los primerísimos rayos del sol apenas conseguían traspasar, iluminando tenuemente las ruinas de Julióbriga.
Se escuchaba un rumor que nos traía andadura de caballerías, roces de metal y cuero, y entre las
milenarias piedras se adivinaban, no centauros, más bien gentes armadas, cascos, escudos, espadas, una decuria que por su estandarte pudieran ser de la IV Legio Mecedónica.
Al borde del camino creimos ver a un anciano cubierto con una túnica blanca cual dios Faunus, protector de rebaños y pastores, en amistosa charla con Terminus guardián de los límites de los campos……
Tardó la niebla unos segundos en diluirse y con ella se fueron soldados y dioses, quedando iluminada por las primeras luces del día, solitaria y hermosa, testigo muda de un sueño, Santa María de Retortillo.
AM

Paco Torralba dijo...

Antonio: tu último comentario y la foto merecen honores de entrada aparte, no de quedarse como uno mas. Me pongo con ello ahora mismo.
Graciassss

A.Matamoros dijo...

Por nada y a mandar, PT.
Saludos
AM