Translate

RESTAURACION PARA NUEVAS UTILIDADES

Por fuera, la restauración es perfecta, con esos contrafuertes en el ábside, originales, pareciendo mas un recinto amurallado que un templo.

La portada septentrional define su nueva utilidad.

El interior, perfectamente restaurado, es ahora un bar-cafetería-pub. Por cierto, es la Iglesia de San Pedro, en Cuéllar. ¿Que os parece ésto?

10 comentarios:

ArtuROM dijo...

Nuevos tiempos, nuevos usos. Esa ha sido una constante a lo largo de la historia.

En Toledo, mi ciudad, hay algún caso similar: el Ábside de la antigua iglesia mudéjar de S. Lázaro se convirtió en el "Restaurante el Ábside" hace varias décadas, y la iglesia también mudéjar de S. Vicente hoy es un pub bastante alternativo y curioso donde se ofrecen espectáculos y exposiciones: el "Círculo de Arte". Todo esto sin contar aquellas que se han convertido en museos y que contribuyen a la existencia de la beca como gestor de patrimonio que me ha dado la UCLM hasta el fin del verano, je, je.

Ciertamente, estas nuevas funciones prolongan la vida de estos espacios que, de otro modo, probablemente mantendrían su abandono progresivo. Ahora lo importante es que funcionen bien las labores de mantenimiento, pues un mal uso del espacio puede conllevar su rápida degradación... ¡Y es que a veces se olvida que los parches no dejan de ser parches, y han de ser vigilados muy de cerca!

¡Un saludo!

Alkaest dijo...

¡Vaya, ya era hora de que en este templo, además de vino dieran tapitas! Estoy deseando pasarme por Cuéllar, sólo para poder presumir luego de haberme tomado allí unos vinos con aperitivo.
Y que nadie se ofenda, ni me tache de irreverente o blasfemo, este templo está "desafectado al culto", por tanto toda broma que con él se haga es lícita y carece de efecto retroactivo.
Por cierto, sabemos quien ha comprado el local, ¿pero, quien lo ha vendido? ¿Era propiedad privada? ¿Era propiedad de la Iglesia Católica Apostólica y Romana?
Los que asi denigran un lugar sagrado, permitiendo que llegue a este mercantil extremo, esos son los ofensores, los irreverentes y los blasfemos.

Salud y fraternidad.

Sixto dijo...

pues yo opino lo que dije en La Losa, si es particular y les ha costado su tiempo y dinero y se lo han vendido, pues que hagan lo que quieran, nos guste o no.
Saludos. Sixto

Paco Torralba dijo...

Tascas e Iglesias han llevado vidas paralelas. Grandes similitudes. O divergentes. Gentes que entraban en uno u otro sitio, pero no en los dos. En ambas, la cultura del vino. Y también, los dos máximos focos de reunión del pueblo. En este caso, al desproveerse de culto, la taberna ha ganado a la Iglesia. Nuevo negocio, nueva clientela...Al revés, sería una novedad.
Sigamos...

Alberto Calderón dijo...

Hombre, mejor que dejarla caer sí que es. Y por lo menos la decoración no parece muy estridente. De todos modos "no lo acabo de ver".

Un saludo, Alberto

Paco Torralba dijo...

Es el dilema, amigos. Si no se hubiera restaurado para cafetería, quizá ahora estariamos hablando de una ruina galopante. Parece qeu pegaría mas el haberla destinado a centro cultural o sala de exposiciones, mas acorde con el legado del edificio. Pero, en el fondo, no deja de ser una transformación profunda al alterar la función para la que fué construida.Pues nada, hagamos uso del local actual: ¡comamos y bebamos que mañana ayunaremos!
Salu2

Retamares dijo...

Pues me parece un ambiente muy conseguido, así que solo queda que quedemos a tomarnos un refrigerio.
Lo cierto es que en invierno la calefaccíon debe ser bastante costosa.
La guinda sería que ofrezcan conciertos de música medieval, pues la sonoridad del recinto debe ser idonea.
En definitiva, redundando en lo que dicen los interlocutores precedentes, me parece perfecto.

Alkaest dijo...

¡Claro, con esos argumentos ya podréis!
Por supuesto, antes que la ruina y desaparición es mejor un "chirnguito". Pero, cuando las autoridades "competentes" se gastan nuestros impuestos en centros "culturales" de diseño, alguna vez podrían hacerlo en sitios como éste. Para variar nada más, digo yo.

Salud y fraternidad.

Perandones dijo...

Si hubiérais visto su estado hace un año escaso, no os parecería tan descabellado su actúal uso, máxime cuando ha sido salvado de una más que probable ruina. Hasta la fecha había sido utilizada como sede de peñas para las fiestas, con el agravante que era alquilada, durante el verano, a los chavales del pueblo, ya que estaba dividida en múltiples habitáculos interiores, con el consecuente deterioro, incluidos diversos fuegos.


Mucho más criticable, es el estado del ábside de la Iglesia de Santiago, o la imposibilidad de acceder a los interiores de los diferentes templos de Cuéllar, todos ellos declarados Monumento Nacional, destacar las tallas de la Iglesia de San Andrés. Un pueblo mucho más identificado con sus encierros que con su inmenso patrimonio cultural.

Paco Torralba dijo...

¡Que decite, amigo! Estoy totalmente de acuerdo contigo, sobre todo con tus observaciones finales. Con la "materia prima" que tiene Cuellar, es un tanto imperdonable su dejadez.
Salu2