Translate

PUNTO Y SEGUIDO :PROXIMA ACTUALIZACION, GUADALAJARA

Capiteles de la galería porticada de Abánades


Vista desde levande de la Iglesia de La Miñosa


Capiteles de la galería porticada de la parroquial de Tortonda.

"El románico en tierra de Guadalajara surge desde el momento de la Reconquista y se extiende a lo largo de la etapa repobladora: finales del siglo XI hasta casi finalizado el XIII. Son, pues, tardíos en su datación la mayoría de los monumentos de este estilo en nuestra tierra. Alrededor de las grandes villas (Sigüenza como ciudad episcopal; Brihuega como señorío de los arzobispos toledanos; Guadalajara como ciudad real; Molina como centro de un señorío potente) se va estructurando el estilo, y densificado el muestrario de edificios que surgen en todos los núcleos poblados de su entorno, por pequeños que sean." Antonio Herrera Casado (El románico de Guadalajara, Ed Aache)

9 comentarios:

Retamares dijo...

Sin duda, y desconociendo la razón, el románico en tierras de Guadalajara no tiene el predicamento del que goza el de otras tierras, y no veo razones para ello.
Incluso recuerdo alguna guía del románico español, de la que siento no poder dar más datos, que tras enumerar rigurosmamente por regiones todo el románico español, al de Guadalajara lo mantenía aparte en una especie de apéndice somero.
Ciertamente tiene numerosos ejemplaresde románico rural de elemental factura, pero no hay zona que carezca de tales ejemplares, como debe ser, y por otro lado presenta ejemplos de una calidad digna de ser enumerada entre lo más destacado, siendo escasamente destacado en la mayoría de las publicaciones del tema.

ArtuROM dijo...

Lo que comentas es cierto y triste. Apenas si existen publicaciones (y máxime si hablamos de publicacioens serias) que ahonden en ejemplos del románico de Guadalajara... Así que ánimo con el asunto, que tenemos un buen filón para ponernos manos a la obra, je, je.

Yo hoy haré otra escapadilla por allí, a ver si al alegrar la vista una vez más con ese románico "dejado de lado" se me ocurre algo nuevo para poder publicar en mi blog.

Por cierto, Paco. Muchas gracias por una vez más regalarnos nuevas fotografías.

¡Un saludo!

Alkaest dijo...

No olvidemos las enormes pérdidas sufridas por éste románico, a causa de guerras y otras estupideces humanas. El patrimonio de Guadalajara era muchísimo más rico, tanto el medieval como el posterior, lo que hoy queda es una sombra de lo que hubo.
Encima, tras destruírlo y expoliarlo, lo escaso y bueno que sobrevive es "ninguneado" y dado al olvido. Cuando hay "material" suficiente, para presumir de él y promocionarlo.
¿Tendremos que aplicar aquí la frasecita: "Guadalajara también existe"?

Salud y románico.

Alkaest dijo...

Para disfrutar del "escaso" románico guadalajareño, os recomiendo dos libros magníficos sobre Guadalajara: Uno, "La herencia románica en Guadalajara" de I. Ruíz, I. Frontón, y F.J. Pérez, 1992, con excelente texto, cuidadas fotos, magnífica planimetría, y una detestable encuadrenación. Otro, "Patrimonio desaparecido de Guadalajara", de J-L. García, 2003, excelente para llorar en grises días de lluvia.
Pero ambos dignos de estudio y excelentes guías para disfrutar de lo que nos han dejado...

Salud y fraternidad.

Retamares dijo...

Muchas gracias amigos, por no dejarme solo en mi pensamiento del abandono en el reconocimiento del románico de esta tierra, pues aunque no soy natural de allí, me indigna tanta desidia.
Igualmente te agradezco, amigo Alkaest, tu información bibliográfica, que trataré de encontrar, aunque el libro que trata sobre el patrimonio desaparecido me puede hacer entrar en depresión

ArtuROM dijo...

A la bibliografía que acertadamente cita Alkaest me gustaría añadir la obra que, casi paralelamente a la titulada "La herencia románica en Guadalajara" salió a la luz como "El románico en Guadalajara", de T. Nieto, E. Alegre y M. A. Embid (Madrid, Estudio Museo, 1991). Los textos son realmente mejorables, pero, aunque no completo, el inventario es algo más amplio que en "La herencia románica en Guadalajara". Aparte de un buena cantidad de plantas y alzados, incluye un estudio de las marcas de cantero en las diferentes iglesias. También os comento que es algo más complicado de conseguir, pues si bien se hizo una tirada mayor de la "versión light" de este libro, el "tocho completo" es bastante difícil de localizar.

Por lo demás, acabo de llegar de la zona de Tamajón y Retiendas, a donde he ido a pasar el día, pues a menudo me suelo dejar caer por la provincia de Guadalajara. Alegría y tristeza entremezcladas, sobre todo al volver a las ruinas del monasterio de Bonaval... Lamentablemente pertenece a casi todos los vecinos de la localidad de Retiendas, por lo que los trámites para que pueda adquirirlo el Estado deben de ser casi imposibles. Mientras, continúa su ruina.

Me uno a lo que comentáis. Yo me he criado a caballo entre Toledo y la Alcarria de Guadalajara, en donde está el pueblo de mi padre. Por ello todo lo que decís no puede dejar de emocionarme. Espero algún día ser capaz de llevar a cabo mi empeño de publicar en internet una página web sobre el románico de esta provincia.

Un saludo, amigos.

Anónimo dijo...

pues a ver si se ponen pronto, que yo ya tengo ganas

Anónimo dijo...

¿cuando poneis Guadalajara? Venga , que es mi tierra

Sixto dijo...

desde la playa de vacaciones pero no olvidando el románico. esto se ve muy bien desde la playa
saludos. Sixto